Venecia: Un viaje en el tiempo

Adentrarse en el Gran Canal de Venecia ,es realizar un viaje en el tiempo, desde el siglo XV hasta nuestros días.

Los palacios cuyas fachadas asoman al curso del agua son el recuerdo más granado de la aristocracia veneciana.

Venecia es de sobra conocida por sus carnavales, monumentos y su festival de cine, a continuación, destacamos unas visitas que creemos más que recomendables.

Caminando por la Plaza San Marcos, llegamos al Palacio Ducal (residencia del Dux). Ante nosotros se abre una perspectiva marítima que tiene por punto de fuga el estuario veneciano y por horizonte las islas de la Giudecca y San Giorgio Maggiore.

 

Visitas recomendadas:

San Giorgio Maggiore: Este isla alberga una iglesia y un monasterio, obra de Andreas Palladio. En el interior de la iglesia destacan dos importantes pinturas de Tintoretto. Se puede ascender hasta el campanario desde donde se obtiene una magnífica vista de la laguna y la ciudad.

Plaza de San Marcos: Es el corazón de la ciudad y alberga los monumentos más emblemáticos como la Biblioteca Marciana, el Campanario y la Basílica.

Palacio Ducal: Sede del gobierno de la República y residencia del Dux, compuesto por salas ricamente ornamentadas distribuidas en tres plantas.

Ca’ Rezzonico: Alberga el Museo del Settecento Veneciano.

Puente de Rialto: Situado en la zona más comercial de la ciudad, fue el único puente de piedra sobre el Gran Canal hasta el siglo XIX.

Ca d’Oro: Data del siglo XV y su fachada tiene una clara influencia oriental. Actualmente exhibe la colección de arte de Franchetti, su último propietario, en la que destacan obras de Vittore Carpaccio y Andra Mantegna.

Riva del Vin: Este muelle es uno de los pocos en los que se puede pasear y sentarse en sus numerosos restaurantes y cafés.

Apartamentos en Venecia

Hoteles Venecia

Vuelos

Turismo Rural Italia

El Castillo de Praga (República Checa)

Visto desde abajo, el Castillo de Praga es colosal, y al franquear su entrada nos descubre una ciudad dentro de la ciudad.
 Entre los numerosos patios y distintas calles del recinto, se encuentran el Palacio Real, la Catedral, una basílica romana y varias fortificaciones.
Algunos museos del Castillo, así como la Catedral o el Palacio Real son una de las principales atracciones de Praga.
El castillo fue construido en el siglo IX, ha sido varias veces sede del poder político, desde 1918 es la residencia oficial del presidente de la República Checa.
En el primer patio desfilan guardias que vigilan el recinto oficial. Para acceder al segundo patio, se atraviesa la impresionante puerta barroca de Matías (1614). En este Patio se encuentra la Capilla de la Santa Cruz y la entrada a la Galería del Castillo (contiene pinturas de Ticiano, Tintoretto o Rubens).
Unos pasillos conducen del segundo patio a la plaza que se levanta junto a la catedral, en su extremo oeste, se encuentra la antigua Casa del Preboste, una construcción del siglo XVII, instalada en el emplazamiento del antiguo palacio episcopal.
Más adelante está la entrada del antiguo Palacio Real, desde el vestíbulo se accede la sala de Ladislao, iluminada por enormes ventanales renacentistas. Un pasillo que queda a la derecha conduce a la Cancillería Bohemia, otra sala renacentista.
Desde la sala de Ladislao es posible acceder a otros recintos: la sala de la Dieta, antiguo salón del trono; bajando la extraordinaria escalinata de Ried, llegará a la plaza de San Jorge, que está cerca de la basílica y del convento de San Jorge.
También se pueden visitar lugares como el Convento de San Jorge, el Callejón de Oro (una callejuela con casas de artesanos), la Torre Dalibor (llamada así por un violinista encarcelado en su interior), el Palacio Lobkowicz (hoy museo histórico), la Casa del Burgrave (uno de los mayores museos del juguete del mundo), la Torre Negra (puerta oriental del castillo).
Para llegar a esta “ciudad” se puede acceder a través de:
Metro: Malostranská
Tranvía: 12,22 y 23