Paseo por el centro de la ciudad Hanseática de Lübeck

 

 

 

 

 

Piedra sobre piedra: De muchas tejas pequeñas se pueden construir grandes cosas, esto queda demostrado en la visita de las obras maestras de Lübeck. Al norte de Alemania y a orillas del río Trave, nos sorprende este lugar, ciudad natal de los escritores Heinrich y Thomas Mann.

 

Empezamos la excursión en La Puerta de Holsten (Holstentor). Detrás de los grandes muros del símbolo de Lübeck, se esconde la exposición “La Hanse – el poder del comercio”. El comerciante de Lübeck de la Edad Media, nos invita a entrar en el mundo del comercio de la navegación de aquellos tiempos lejanos. A finales de la Edad Media, esta puerta fue equipada con 30 cañones, que nunca fueron disparados. Además de la exposición La Hanse, también se puede visitar una pequeña sala de torturas.

 Atravesamos el río Trave detrás de los Almacenes de Sal y giramos después a la derecha por la calle “An der Obertrave”. A unos 250 m giramos a la izquierda por la calle “Kleine Petersgrube”, que nos llevará hasta el Kolk. A mano izquierda encontramos el museo de 4 plantas, de Figuras del Teatro Fey – una fascinante colección de marionetas y muñecos en todas las variedades posibles.

 Seguimos el Kolk a la derecha, hasta la calle Grobe Petersgrube, la única calle donde las fachadas originales están mantenidas completamente. En esta calle, se encuentran casas de todos los estilos arquitectónicos; gótico, renacentista, barroco y clasicismo. En el norte se alza la torre de S. Pedro (Petrikirche). Desde su punto más alto, el panorama que ofrece la ciudad es único.

 El próximo monumento de Lübeck es su Catedral (Dom), situada en uno de los rincones más tranquilos del centro, es una de las iglesias con bóvedas de ladrillo más grande del norte de Europa.

 Paseando llegamos a la calle Hüxstrasse, la calle comercial más bonita de Lübeck. Vale la pena hacer una pausa en una de sus cafeterías, para poder disfrutar y digerir todas las impresiones recogidas por el trayecto.

 Continuamos nuestro paseo hasta llegar la Casa del Escritor Günther Grass. El domicilio de un artista, es uno de los lugares de interés más reciente de Lübeck y está dedicado al multitalentoso y ganador del premio Nobel, Günther Grass.

  Al llegar de nuevo a la calle Königstrasse, a mano izquierda vemos la iglesia de Sta. Catarina donde se encuentran tres esculturas muy famosas de Ernst Barlach, y a mano derecha, dirección norte, llegamos al museo Casa Willy-Brandt de Lübeck.

 Willy-Brandt, una personalidad del siglo XX, que polarizó los ánimos como ningún otro político alemán. Para toda una generación fue todo un ídolo y un portador de esperanzas. Como Canciller Federal colocó la piedra fundamental de la posterior unidad alemana. Para esta política le valió en 1971 el Premio Nobel de la Paz.

 En la calle Mengstrasse, en el número 4, encontramos la Casa Buddenbrook – una de las casas donde vivió la familia del escritor Thomas Mann, hoy en día, museo, dedicado al arte y a la obra del escritor-.

 Frente a la Casas Buddenbrook se alza la iglesia de ladrillo más alta del mundo: Sta. María. La tercera iglesia más grande de Alemania, es el modelo de muchas otras iglesias de ladrillo góticas en la zona del Báltico, y que acoge el órgano mecánico más grande del mundo. Las campanas derrumbadas en la capilla, recuerdan el horrible bombardeo que sufrió durante la segunda guerra mundial, en el año 1942.

 Delante de Sta. María está el Ayuntamiento, con su mercado. En el Ayuntamiendo de Lübeck todavía se reune el Senado y el parlamento ciudadano.

 Enfrente del Ayuntamiento se encuentra el famoso Café de Niederegger, con su salón del mazapán, última parada en nuestro paseo por Lübeck.

 

Hoteles Lübeck

Vuelos