Viaje a Salzburgo (Austria)

 

Salzburgo con su marco barroco, sus teatros y salas de conciertos nos seduce , y se convierte indiscutiblemente, en un atrayente punto turístico.

Goethe opinaba que hay paisajes cuya belleza a la fuerza tienen que atraer a una ciudad, y acertó totalmente con Salzburgo.

Esta ciudad se halla a unos 50 kilómetros de altos picos, bosques de abetos e infinitas pistas de esquí. Es la ciudad más antigua de Austria y sus minas de sal – de ahí su nombre, Salz (sal en alemán) – ya eran conocidas por los fenicios.

La fortaleza Hohensalzburg alzada a 120 metros de altura sobre una gran roca, domina la ciudad. Fue construida en el año 1077 por el arzobispo Gebhard. Se puede acceder a ella gracias a un funicular que sale de la Calle Festungspasse y realizar una visita (permanece abierta todo el año).

Monasterios góticos, palacios barrocos o iglesias románicas, acompañan al Castillo Mirabell, Patrimonio de la Humanidad.

Paseando por el Altstadt, el casco antiguo, alrededor de la catedral barroca, el Dom , encontramos gran número de elegantes cafés.

Lo más dulce de Salzburgo, son los famosos Mozartkugeln, que se pueden probar y encontrar en cualquier rincón de la ciudad, rellenos de mazapán y turrón, cubiertos de chocolate y envueltos en papel plateado con la efigie de Mozart, fueron creados a finales del siglo XIX.

Wolfang Amadeus Mozart nación en 1756 en Salzburgo, en la calle Getreidegasse (principal arteria comercial del centro histórico) se encuentra su casa natal, convertida hoy en museo. Se inauguró en 1880 y recibe años tras año miles de visitantes.

Turistas de todo el mundo visitan Salzburgo para visitar los lugares de las escenas de la película, Sonrias y Lágrimas.

Cualquier motivo es bueno para visitar la región de Salzburgo y disfrutar de su gran variedad cultural.

Hoteles en Salzburgo

Vuelos Salzburgo o Viena

Anuncios